“Terror y mascarillas”. ¡Otra combinación mortal!. ESTA ES OTRA VERDAD. EL COVID-19 EN EL NOM. V. Parte 2.

“Terror y mascarillas” ¡Otra combinación mortal!

Parte II

¡MUNDO DESPIERTA!

A la humanidad se le ha estado mintiendo. El llamado “Corona” “virus” “COVID-19”, que en sus siglas tiene mimetizada[1] la verdadera intención de destrucción masiva, viene acompañada de elementos -no distintos y coadyuvantes- a esa destrucción total. Mientras que el virus ha matado a miles de personas en el mundo -lo cual por supuesto es inquietante, pero no alarmante, como se ha querido ver- tomando en cuenta los miles de muertes que continuamente se presentan en accidentes de tránsito, aéreos, homicidios, suicidios, enfermedades (cáncer y otras) en cada país y sumados en su totalidad, etc. Claro, sí se han presentado muertes, pero tomando en cuenta la población mundial de más de 6.000 millones habitantes en el mundo, tal cantidad resultaría mínima, con respecto a todo ello. Este virus es una gripa, lo refieren importantes científicos, en el mundo se han presentado contantemente estas enfermedades. Pero, se le ha metido a la humanidad tal miedo y desinformación que la gente no se muere por la enfermedad, sino por el terror o queda con grandes problemas de salud postraumático y otros. Se ha buscado “enfermar” a personas “sanas”.

El enemigo número uno de la humanidad el llamado papa Francisco ha instado que “la vacuna que se descubra contra el coronavirus sea universal y no solo esté al alcance de los países más ricos, para que todos, incluso los más pobres, puedan curarse de esta pandemia”[2].

Esto han dicho médicos científicos y virólogos en el mundo respecto a lo que está sucediendo y en punto a los decires de la “OMS”:

Yoram Lass. Médico investigador científico israelita.

En una entrevista[3] que le realizó i24news[4] en mayo 26 de 2020, éste prestigioso médico (ex director general del ministerio de Salud del país y miembro del parlamento) expresó que las redes sociales generaron “una reacción histérica” contra el coronavirus, al que describió como “solo otra epidemia de gripe”

En la mayor parte del mundo se han impuesto las voces que pidieron por un confinamiento estricto. Yoram Lass, ex director general del ministerio de Salud de Israel y miembro del Parlamento (Knesset) entre 1992 y 1996 aseguró que el enfoque es erróneo, y solo fue causado por la manera en que las redes sociales amplificaron el temor de la sociedad hacia la pandemia.

En una entrevista con la revista política Spiked, Lass calificó al nuevo coronavirus como “nada más que otra epidemia de gripe” y dijo que la tasa de mortalidad a la que debe prestársele atención no es solo la del Covid-19, sino todas aquellas muertes que se produzcan en el período que duren las medidas de confinamiento. Además dijo que el confinamiento no cambiará la cantidad final de decesos que tendrán lugar, sino la tasa, y citó a Suecia como un ejemplo que refuta la tesis de la necesidad de “aplanar la curva”. “Han lavado el cerebro de poblaciones enteras”. Lo que resulta de ellas es miedo, ansiedad e imposibilidad de analizar estadísticas reales. Ello genera todos los ingredientes para una histeria monstruosa”, expresó. “Los gobiernos tienen miedo de sus ciudadanos y por lo tanto implementa medidas draconianas, las cuales hacen que la gente esté todavía más histérica”, indicó. Si la población no estuviera en este estado emocional, podría ver que “esto no es más que otra epidemia de gripe”. “Pero la gente que está ansiosa está ciega. Si yo estuviera tomando las decisiones, trataría de darle a la gente los números reales. Y nunca destruiría mí país”, expresó. Aseguró que “la mortalidad como consecuencia del coronavirus es un número falso”, dado que “simplemente se cambia la etiqueta de causa de muerte”. “Si los pacientes murieran de leucemia, de un cáncer que haya hecho metástasis, enfermedades cardiovasculares o demencia, también lo atribuirían al coronavirus”, aseguró. E indicó que la cantidad de casos registrados también es falso porque la cifra depende de la cantidad de testeos. “Cuanta más gente se testee, más infecciones se obtienen”, dijo.

Por esa razón indicó que “la única cifra real es la cantidad total de muertes”. Explicó que en general durante el invierno mueren más personas que lo normal debido a la gripe estacional, “la que no le importa a nadie”.

Lass aseguró que, al considerar la magnitud de esa diferencia, las medidas de confinamiento “son de proporciones bíblicas” y serán detrimentales a la población en niveles significativos: “Cientos de millones de personas están sufriendo. En países en desarrollo muchos morirán de inanición. En los desarrollados otros por desempleo. El desempleo es mortalidad. Más personas morirán como consecuencia de estas medidas que por el virus”, expresó.

En otro pasaje de la entrevista, Lass fue consultado acerca de potenciales efectos positivos del confinamiento. Sobre ello, dijo: “No puede cambiar el número final de infectados. Solo puede cambiar la tasa de infección”. Y ante el argumento que asegura que la estrategia previene un colapso del sistema sanitario, dijo que el caso de Suecia lo refuta. “No tuvieron confinamiento ni colapso”.

Sobre la razón por la cual ciertos países tienen tasas de mortalidad más altas que otros, dio un ejemplo en el que hizo referencia a dos factores: la edad poblacional y el clima. Para ilustrarlo tomó a Italia e Israel.

“A los 50° y 40° de latitud, donde está Europa y el Noreste de Estados Unidos el virus es mucho más viable. Italia tiene la población más vieja del mundo sin contar a Japón. Los italianos también fuman mucho y son muy sociales. Si miras las estadísticas, 25.000 italianos murieron de complicaciones de la gripe en 2017 y 30.000 de coronavirus. Es un número comparable. No deberías arruinar un país por cifras comparables”, expresó.

Para finalizar, Lass comparó al coronavirus actual con otros que se presentaron en el pasado, tales como la llamada “gripe asiática” de la década de 1950, la de Hong Kong, de 1960, y la gripe “porcina” de 2009. E indicó que si bien las circunstancias de esta última fueron similares a la pandemia actual, el abordaje fue drásticamente diferente.

“No había vacuna, por lo que era aterrador. Se esparció por todo el mundo, infecto a 1.000 millones de personas y 250.000 murieron. Pero no hubo cuarentena, nada. Las personas estaban mucho más interesadas en la crisis económica del año anterior. No tenían tiempo para prestarle atención a estas nimiedades”.

Y concluyó asegurando que el virus “ya se está despidiendo de Europa Occidental y Medio Oriente”. Y que si bien no se puede asegurar lo mismo sobre Estados Unidos, enfatizó nuevamente en que “nada puede justificar la destrucción de la vida de la gente”. “Es increíble”, cerró.

EL TERROR

El plan macabro desarrollado desde hace más de 40 años por Rockefeller y su club siniestro[5] se esta desarrollando tal y como fue organizado, según lo muestra el presidente de Ghana “NANA AKUFO-ADDO cuando habló del plan macabro que encontró en un escrito PDF de la Fundación Rockefeller[6]. En uno de los apartes de este escrito, dice: “Exagerar el índice de mortalidad relacionando la cepa de investigación a muertes que tienen poco o nada que ver con el virus para mantener el miedo y la obediencia al máximo”.

En síntesis, ese es parte del plan: “meter TERROR a la humanidad” a fin de mantenerla subordinada a la voluntad de ellos y a lo que ellos digan y ordenen. Como claro lo manifestó el Dr.         Yoram Lass cuando refiere que: “Han lavado el cerebro de poblaciones enteras. Lo que resulta de ellas es miedo, ansiedad e imposibilidad de analizar estadísticas reales. Ello genera todos los ingredientes para una histeria monstruosa. Los gobiernos tienen miedo de sus ciudadanos y por lo tanto implementa medidas draconianas, las cuales hacen que la gente esté todavía más histérica”.

Sientáte y medita bien sobre esto. Relajate y observa con cuidado todo lo que ha venido sucediendo. No cierres tu pensamiento y al contrario ruégale a Dios que te dé “entendimiento”[7] . Si no quieres creer ese es tu problema, pero así están dadas las cosas. La única manera para comprender lo que sucede es instruyendóse, leyendo y observando lo que sucede en el mundo, esto nos permite estar a la defensiva y no dejarnos engañar. Los que se cierran a esto, son quienes son victimas a los propósitos horrendos de los enemigos de la humanidad y por supuesto de Dios su Creador.

En punto a los efectos que se suceden producto del miedo, del terror esto han dicho los expertos:

Dra. Roxana Bruno.

Explica que: “El cuerpo está preparado para pasar por una situación de stress. Cuando hay uan situación de peligro, de miedo, de algo que pone en peligro tu vida hay entonces se desencadena todo un mecanismo con la adrenalina, con el cortisol, que te permite dar una respuesta rápida, de huir y poner a salvo tu vida mediante unas acciones. Pero cuando ese cortisol, esa adrenalina se mantienen sostenidas en el tiempo, cuando esa situación de stress, de peligro, de angustia, de miedo, de pánico se prolonga en el tiempo y los niveles de adrenalina y cortiso se mantienen se comienza a deteriorar el sistema inmune y bajar su capacidad de defendernos de agentes externos y además se desarrolla una condición de inflamación crónica. Entonces esa inflamación lo que empieza a ser es un deterioro del cuerpo, del organismo, de las funciones. Y hay es donde empiezan a acechar tumores, enfermedades metabólicas, enfermedades anti-inmunes, porque de alguna manera le estamos favoreciendo, le estamos bajando toda nuestra capacidad defensiva por una situación de stress continuada que el cuerpo no esta acostumbrado y que no puede manejar.[8]”. Que:La historia se repite hoy con exactamente los mismos actores y el mismo compañero de miedo”. Se refieren a lo que ha acontecido con los sistemas tiránicos, dominantes. A través del miedo han doblegado naciones. Por ello: “se busca “exagerar el índice de mortalidad relacionando la cepa de investigación a muertes que tienen poco o nada que ver con el virus para mantener el miedo y la obediencia al máximo”. Todo esto tiene que ver con el Nuevo Orden Mundial e implantar el sistema de Gobierno único. ¿Cómo? Diminuyendo la población mundial. Creando el “caos” para luego establecer el “orden”. Respecto del virus dice que: “es benigno a menos que forméis parte de las poblaciones de riesgo. … el miedo podría ser más peligroso que el propio virus”. “No hay mucho que buscar, simplemente ser honesto con uno mismo, no dejarse llevar ni por miedos, ni por manipulaciones, ni por conveniencias, especulaciones”.

Dra. Beatriz Rauber

Refiere la “el común denominador de todo es el miedo. Eso hace parte de un método para generar miedo. El miedo es el virus que tenemos. El miedo mata porque baja el sistema inmunológico. El miedo te paraliza y el miedo te provoca enfermedades que te pueden matar, te pueden llevar a la muerte. Si tenés una patología de base el miedo te la complica. Porque juegan muchos factores en el miedo. Muchos factores psíquicos y físicos y te pueden llevar a la muerte. Inclusive te pueden llevar a una depresión aguda que te lleva a un suicidio. No sé si te estas enterando pero se han venido aumentando los suicidios de una forma impresionante desde que estamos en cuarentena”[9].

Dra. Natalia Prego Cancelo

Su apreciación es que: “… esas consideraciones constantes no de dar números absolutos de infectados y de muertos constantemente en medios de comunicación ha generado y sigue generando un miedo global que disminuye nuestro sistema inmunitario y nos hace más débiles para enfrentar cualquier infección, cualquier enfermedad previa que tengamos: cánceres, etc., etc.,” … “Las palabras “infectados” y “muerte” produce un temor generalizado, miedo, porque no sólo la palabra habla de nuestra propia muerte, sino que hace referencia a momentos históricos en la vida y la humanidad que fueron realmente graves e importantes.Todas las medidas sociales, de distancias sociales, de las mascarillas, está basado en eso, en los asintomáticos, el miedo a contagiarse[10].

EL TAPABOCAS-MASCARILA-BARBIJO

Uno no debe atacar e insultar a quienes han optado por no usar una mascarilla, ya que estos estudios sugieren que esa es la mejor elección”. Dr. Russell Blaylock.

Lo que dice el mensaje de “Médicos por la verdad” al mundo[11]:

Dr. Anders Tegnell, epidemiólogo:

 “Pero llevar una mascarilla cuando no estás enfermo y practicar el distanciamiento social no forma parte de la higiene ni de la preservación de la salud pública, sino que es una locura. Llevar una mascarilla durante mucho tiempo tiene varios efectos indeseables para vuestra salud y se convierte en un nido de gérmenes. “El virus puede concentrarse en la mascarilla y, cuando te la quitas, el virus puede transferirse a las manos y, de ese modo, propagarse”.

La Dra. Jenny Harries, Directora médica adjunto para Inglaterra.

Ratifica lo dicho por el Dr. Anders y complementa que: “Debido a estos problemas de manipulación [de las mascarillas], las personas pueden correr un mayor riesgo”. Tambien ha dicho, en sus muchas charlas sobre el tema que: “no era una buena idea para que el público desgaste facemasks pues el virus puede conseguir atrapado en el material y causa la infección cuando el portador respira hacia adentro”. … “las entregas del comportamiento podrían ponerse al contrario en más riesgo de conseguir la infección. Por ejemplo, la gente sale y no se lava las manos, ella toca las partes de la máscara o de su cara, y ella consigue infectada”.[12].

Dr. Robert Ramondi, dentista.

 como él han advertido recientemente sobre los efectos graves en la salud buco-dental, ya que descubren que el uso de máscaras durante períodos prolongados conduce a enfermedades como caries, enfermedades periodontales o muy mal aliento: “Vemos a muchas personas con más inflamación, más caries y enfermedades de las encías… Constatamos una inflamación de las encías en personas que han estadosanas desde siempre y caries en personas que nunca antes las habían tenido. … Alrededor del 50% de nuestros pacientes se ven afectados por esto”.

El Dr. Marc Sclafani, dentista.

Explica: “La gente tiende a respirar por la boca en lugar de por la nariz cuando usa una mascarilla… La respiración bucal provoca sequedad en la boca, lo que conlleva una disminución de la saliva. La saliva es lo que combate las bacterias y limpia los dientes… Los pacientes nos dicen: “Vaya, me huele el aliento, necesito una limpieza”. [Pero] cuando tiene mal aliento, o ya tiene una enfermedad periodontal o tiene muchas bacterias en la lengua debido a la boca seca… Las enfermedades de las encías, o enfermedades periodontales, eventualmente provocarán un accidente cerebrovascular y un mayor riesgo de ataque cardíaco”,

Refieren los “Médicos por la Verdad”: “Además, muchos de ustedes se están quejando de estas mascarillas, especialmente en esta época de verano. Debéis saber que la boca y la nariz no deben bloquearse. Lo que llevas es una mascarilla, aparentemente, pero en realidad es un bozal de tu libertad. Sobre todo porque, como dicen varios expertos, incluido el profesor Yoram Lass, la epidemia ha terminado en la mayoría de los países y los que dicen lo contrario son unos MENTIROSOS. Diciéndoos que la epidemia no ha terminado, al blandir la amenaza de una segunda ola (que no se basa en ninguna evidencia), al exigiros que uséis una mascarilla y practiquéis el distanciamiento social, el objetivo es, de hecho, prolongar el miedo hasta que se fabrique una vacuna y que la aceptéis mejor“. (…)

Decimos a las compañías aéreas: varios estudios científicos han demostrado un vínculo entre la higiene excesiva y el desarrollo de enfermedades alérgicas, autoinmunes, inflamatorias o ciertos cánceres. Esto es lo que llamamos en medicina: la hipótesis higienista. Por lo tanto, eliminad las operaciones de desinfección y quitadles a vuestros empleados las mascarillas y los ridículos complementos protectores que vimos en los medios de comunicación. Hacer esto es un sinsentido. Los aeropuertos también deben dejar de tomar temperatura y de imponer cuarentenas. El SARS-CoV-2 no es la Peste Negra. Vosotras también, como los ciudadanos, habéis sido manipuladas”.

Les decimos a los gobiernos: levantad todas las restricciones y obligaciones a los ciudadanos (estado de emergencia, uso obligatorio de la mascarilla, distanciamiento social, etc.) porque son estúpidas y puramente dictatoriales y no tienen nada que ver con la medicina. o la higiene o la preservación de la salud pública. No hay ninguna razón científica o médica para que los ciudadanos no enfermos usen una mascarilla”.

“Decimos a los ciudadanos: debemos respetar la ley. Pero esto no significa
sumisión ciega a la sinrazón, la injusticia o la dictadura. Fue esta sumisión ciega de los ciudadanos a leyes injustas lo que condujo a la Segunda Guerra Mundial con la muerte de 50 millones de personas. Nacisteis libres y debéis vivir libres, por eso: no tengáis miedo y, si no estáis enfermos: quitaos las mascarillas, salid de casa como y cuando queráis y sin distanciamiento social, pero hacedlo pacíficamente y sin violencia”.

 El doctor Pascal Sacré, anestesiólogo-reanimador.

Dijo: “Obligar a todos a usarlas todo el tiempo, mientras la epidemia desaparece, es una aberración científica y médica”.

El profesor Didier Raoult.

“La decisión de confinar, como la decisión de usar mascarillas… no se basan en datos científicos…”.

Las Dras. Lisa Brosseau    Margaret Sietsema

Expertas en protección respiratoria, dicen: “No recomendamos exigir al público en general que no tenga síntomas de la enfermedad COVID-19 que usen con regularidad mascarillas de tela o quirúrgicas porque: no hay ninguna evidencia científica de que sean efectivas para reducir el riesgo de transmisión delSARS-CoV-2… ”.

El profesor Maël Lemoine

Precisó que: “el cambio de discurso sobre las mascarillas es: “político, no científico”. En algunos países asiáticos, las personas usan mascarillas durante todo el año (para protegerse de la contaminación, entre otras cosas). ¿Este uso generalizado de mascarillas en estos países les impide que tengan epidemias de coronavirus? ¿Este uso generalizado de mascarillas en estos países evita que cada año tengan epidemias de gripe u otros virus respiratorios? La respuesta es, por supuesto: no. Por otro lado, con los 8 millones de toneladas de plástico que ya se vierten en los océanos cada año, las mascarillas y guantes añaden una nueva amenaza y constituyen una contaminación particularmente peligrosa para nuestra salud y para la vida silvestre. Solo en Italia, si solo el 1% de las mascarillas actualmente en uso fueran arrojadas a la naturaleza, 10 millones de mascarillas terminarían en el océano cada mes (18). Además, ¡las mascarillas quirúrgicas tardan hasta 450 años en descomponerse! Por lo tanto, decimos a los gobiernos: ALTO a estas medidas ilegales y peligrosas de uso obligatorio de mascarillas”.

Los profesores Carl Heneghan y Tom Jefferson

Epidemiólogos con gran experiencia en medicina basada en evidencia. Dicen: “No hay evidencia científica que respalde la desastrosa regla de los dos metros. Se están utilizando investigaciones de mala calidad para justificar una política de enormes consecuencias para todos” Igualmente los “Médicos por la Verdad”: “Le decimos a la policía: los ciudadanos os deben mucho porque vosotros sois cada día los garantes de su seguridad y del respeto del orden y la ley. Pero esto no significa someterse ciegamente a órdenes injustas. Fue este error el que condujo a la Segunda Guerra Mundial y a la muerte de 50 millones de personas. Por eso os decimos: haced cumplir la ley pero no la injusticia y la dictadura, rechazad imponer estas medidas, rechazad amonestar verbalmente a vuestros conciudadanos (cuando no llevan máscara por ejemplo), no les golpeéis, no les detengáis. No seáis los instrumentos de la dictadura. Poneos de parte de los ciudadanos y seguid el buen ejemplo de los oficiales de policía estadounidenses que apoyaron a los ciudadanos arrodillándose con ellos. Os aseguramos que estas medidas no tienen nada que ver con la medicina ni con la higiene ni con la preservación de la salud pública, son dictadura y locura.

Dr. Carlos Perez (Médico infectólogo colombiano.

 En entrevista que le realizó el noticiero Caracol televisión en marzo pasado, refirió: “El tapapabocas se utiliza en dos comisiones especialmente, la primera es si yo tengo síntomas respiratorios me coloco mi tapabocas; y, la segunda, es cuando voy a cuidar a una persona que tiene síntomas respiratorios. Si yo me coloco un tapabocas para ir por la calle no estoy haciendo nada. Todo lo contrario, lo que estoy recogiendo en la parte absorvente del tapabocas son gérmenes y eso lo que se vuelve es un trapo sucio qu esta en la boca y no ayuda para eso. …No se usa indiscriminadamente para caminar, para transitar. Muchas veces puede ser más paradogico utilizar tapabocas que tiene más suciedad de la que se quere proteger[13].

De acuerdo con la Dra.Beatriz Rauber[14]:  “Nosotros nos oponemos a eso. Está mal.  Imagínate un empleado ocho horas trabajando con un barbijo puesto está en hipoxia. Esta respirando anillo carbónico, está respirando bajas cantidades de oxígeno, su cerebro está en hipoxia. Ese empleado no puede terminar a sus horas rindiendo bien. Empieza a estar soñoliento, empieza a no tener buenas reacciones, no tiene buenos reflejos, puede cometer errores. Una persona manejando puede ter un accidente, puede provocar accidente a otro, porque no va a tener buenos reflejos. Además el barbijo ya se comprobó, por laboratorios que han hecho estudios, proporciona caldo de cultivo a bacterias que son realmente tóxicas y dañinas. Entonces, estamos propiciando infecciones, provocadas por nosotros mismos. En esto concuerda la Doctora Chinda Brandolina, quien refiere: “que la mascarilla es altamente peligrosa y totalmente contraindicada. Imagínese hacer ejercicios con mascarillas, la falta de oxígeno”.

La farmacéutica y analista clínica Marisa García Alonso[15]

Ha dicho que cuando se usa demasiado tiempo o se reutiliza de forma no adecuada la mascarilla produce unas consecuencias en la salud. En una prueba que desarrolló realizando el cultivo con mascarillas usadas 24 horas después comprobó que en las muestras habían crecido “estafilocos, estreptococos, neiserias y bacilos, entre otras bacterias y que la cantidad variaba en función al uso que se le había dado a cada mascarillas” “que no vale realizar cualquier desinfección, ya que la mascarilla puede perder su efectividad”. “Esas bacterias, si sobrecrecen y tienen una vía de acceso como es la boca y las vías aéreas, podrían llegar a aprovecharse de la zona para generar una infección y provocarnos incluso una neumonía”, alerta. En este sentido, llama a comparar el uso que le damos a la mascarilla con “cuánto tiempo llevas puesta tu ropa interior”.

La Dra. Natalia Prego[16]manifestó que: “en junio 5 de 2020 la OMS describe uno por uno los efectos dañinos de la utilización de mascarillas a nivel poblacional en personas sanas: enfermedades respiratorias, alto riesgo de auto contaminación, micro proliferación de microorganismos, neumonías, infecciones de vías respiratorias altas y vías respiratorias bajas. Lo pone y expone la OMS y ratifica que no existe evidencia científica que avale el enmascaramiento mundial de la población sana respecto en relación con la mascarilla”

El Dr. Russell Blaylock

“Uno no debe atacar e insultar a quienes han optado por no usar una mascarilla, ya que estos estudios sugieren que esa es la mejor elección”.

Es autor de El informe de bienestar de Blaylock boletín informativo, es un neurocirujano, profesional de la salud, autor y conferencista certificado por la junta, reconocido a nivel nacional. Asistió a la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Louisiana y completó su pasantía y residencia neurológica en la Universidad de Medicina de Carolina del Sur. Durante 26 años, practicó neurocirugía además de tener una práctica nutricional. Recientemente se retiró de sus deberes neuroquirúrgicos para dedicar toda su atención a la investigación nutricional. El Dr. Blaylock es autor de cuatro libros, Excitotoxinas: el sabor que mataSecretos de salud y nutrición que pueden salvarle la vidaEstrategias naturales para pacientes con cáncery su trabajo más reciente Biología celular y molecular de los trastornos del espectro autista.

Ha advertido[17] que:  “las mascarillas no solo no protegen a los sanos de enfermarse, sino que también crean graves riesgos para la salud del usuario. La conclusión es que si no está enfermo, no debe usar una mascarilla. (…) Este es un virus algo inusual ya que para la gran mayoría de las personas infectadas por el virus, uno no experimenta ninguna enfermedad (asintomática) o muy poca enfermedad. Solo un número muy pequeño de personas está en riesgo de un resultado potencialmente grave de la infección, principalmente aquellas con afecciones médicas graves subyacentes junto con edad avanzada y fragilidad, aquellas con afecciones inmunes comprometedoras y pacientes en hogares de ancianos cerca del final de sus vidas. Cada vez hay más pruebas de que el protocolo de tratamiento emitido a los médicos tratantes por los Centros para Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), principalmente la intubación y el uso de un respirador (respirador), puede haber contribuido significativamente a la alta tasa de mortalidad en estos individuos. No existe evidencia científica que indique uso de mascarillas para la prevención de COVID-19. (…) Las recomendaciones de los CDC y la OMS no se basan en ningún estudio de este virus y nunca se han utilizado para contener ninguna otra pandemia o epidemia de virus en la historia. …Ahora que hemos establecido que no existe evidencia científica que requiera el uso de una mascarilla para la prevención, ¿existen peligros al usar una mascarilla, especialmente durante largos períodos? Varios estudios han encontrado problemas significativos con el uso de una mascarilla. Esto puede variar desde dolores de cabeza, hasta una mayor resistencia de las vías respiratorias, acumulación de dióxido de carbono, hasta hipoxia, hasta complicaciones graves que amenazan la vida”.

Hay una diferencia entre la mascarilla respiratoria N95 y la mascarilla quirúrgica (mascarilla de tela o papel) en términos de efectos secundarios. La mascarilla N95, que filtra el 95% de las partículas con un diámetro medio >0.3 µm2 , porque altera el intercambio respiratorio (respiración) en mayor medida que una mascarilla suave, y se asocia más a menudo con dolores de cabeza. En uno de esos estudios, los investigadores encuestaron a 212 trabajadores de la salud (47 hombres y 165 mujeres) preguntando sobre la presencia de dolores de cabeza con el uso de mascarillas N95, la duración de los dolores de cabeza, el tipo de dolores de cabeza y si la persona tenía dolores de cabeza preexistentes.2

El riesgo de hipoxia y/o hipercapnia.

Descubrieron que aproximadamente un tercio de los trabajadores desarrollaron dolores de cabeza con el uso de la mascarilla, la mayoría tenía dolores de cabeza preexistentes que empeoraron con el uso de la mascarilla y el 60% requirió medicamentos para el dolor para el alivio. En cuanto a la causa de los dolores de cabeza, aunque las correas y la presión de la mascarilla pueden ser causales, la mayor parte de la evidencia apunta a la hipoxia y/o hipercapnia como la causaEs decir, una reducción en la oxigenación de la sangre (hipoxia) o una elevación en el CO2 de la sangre (hipercapnia). Se sabe que la mascarilla N95, si se usa durante horas, puede reducir la oxigenación de la sangre hasta en un 20%, lo que puede conducir a una pérdida de conciencia, como sucedió con el desafortunado compañero que conducía solo en su automóvil con una mascarilla N95, causando que se desmaye, que choque su auto y que sufra heridas. Estoy seguro de que tenemos varios casos de personas mayores o cualquier persona con una función pulmonar deficiente que se desmaya y se golpea la cabeza. Esto, por supuesto, puede conducir a la muerte.

Un estudio más reciente que involucró a 159 trabajadores de la salud de entre 21 y 35 años de edad encontró que el 81% desarrolló dolores de cabeza al usar una mascarilla.Algunos tenían dolores de cabeza preexistentes que fueron precipitados por las mascarillas. Todos sintieron que los dolores de cabeza afectaban su desempeño laboral”.

“Desafortunadamente, nadie le dice a los ancianos frágiles y a las personas con enfermedades pulmonares, como EPOC, enfisema o fibrosis pulmonar, estos peligros cuando se usa una mascarilla de cualquier tipo, lo que puede causar un empeoramiento severo de la función pulmonar. Esto también incluye pacientes con cáncer de pulmón y personas que se han sometido a cirugía pulmonar, especialmente con resección parcial o incluso la extirpación de un pulmón completo.

Si bien, la mayoría está de acuerdo en que la mascarilla N95, puede causar hipoxia e hipercapnia significativas; otro estudio de mascarillas quirúrgicas, también encontró reducciones significativas en el oxígeno en la sangre. En este estudio, los investigadores examinaron los niveles de oxígeno en sangre en 53 cirujanos usando un oxímetro. Midieron la oxigenación de la sangre antes de la cirugía, así como al final de las cirugías.Los investigadores encontraron que la mascarilla redujo los niveles de oxígeno en la sangre (pa02) significativamente. Cuanto mayor sea la duración del uso de la mascarilla, mayor será la caída en los niveles de oxígeno en la sangre. La importancia de estos hallazgos es que una caída en los niveles de oxígeno (hipoxia) se asocia con un deterioro de la inmunidad. Los estudios han demostrado que la hipoxia puede inhibir el tipo de células inmunes principales utilizadas para combatir infecciones virales llamadas linfocitos T CD4+. Esto ocurre porque la hipoxia aumenta el nivel de un compuesto llamado factor 1 inducible por hipoxia (HIF-1), que inhibe los linfocitos T y estimula una poderosa célula inhibidora del sistema inmunitario llamada TregsEsto prepara el escenario para contraer cualquier infección, incluido COVID-19 y hacer que las consecuencias de esa infección sean mucho más graves. En esencia, su mascarilla puede aumentar el riesgo de infecciones y, de ser así, tener un resultado mucho peor. Las personas con cáncer, especialmente si el cáncer se ha diseminado, tendrán un mayor riesgo de hipoxia prolongada ya que el cáncer crece mejor en un microambiente con bajo contenido de oxígeno. El bajo nivel de oxígeno también promueve la inflamación que puede promover el crecimiento, la invasión y la propagación de los cánceres. Se han propuesto episodios repetidos de hipoxia como un factor significativo en la aterosclerosis y, por lo tanto, aumenta todas las enfermedades cardiovasculares (ataques cardíacos) y cerebrovasculares (accidentes cerebrovasculares).10

Existe otro peligro al usar estas mascarillas a diario, especialmente si se usan durante varias horas. Cuando una persona se infecta con un virus respiratorio, expulsará parte del virus con cada respiración. Si están usando una mascarilla, especialmente una mascarilla N95 u otra mascarilla ajustada, estarán re-inhalando constantemente los virus, aumentando la concentración del virus en los pulmones y las fosas nasales. Sabemos que las personas que tienen las peores reacciones al coronavirus tienen las concentraciones más altas del virus desde el principio. Y, esto, lleva a la mortal tormenta de citoquinas en un número seleccionado.

El coronavirus puede llegar al cerebro y la mascarilla ayuda a ello. Se vuelve aún más aterrador. La evidencia más reciente sugiere que en algunos casos el virus puede ingresar al cerebro. En la mayoría de los casos, ingresa al cerebro a través de los nervios olfativos (nervios olfativos), que se conectan directamente con el área del cerebro que se ocupa de la memoria reciente y la consolidación de la memoria. Al usar una mascarilla, los virus exhalados no podrán escapar y se concentrarán en las fosas nasales, entrarán en los nervios olfativos y viajarán al cerebro.

De esta revisión, es evidente que no hay pruebas suficientes de que el uso de una mascarilla de cualquier tipo pueda tener un impacto significativo en la prevención de la propagación de este virus.

El hecho de que este virus sea una infección relativamente benigna para la gran mayoría de la población y que la mayoría del grupo en riesgo también sobreviva, desde una enfermedad infecciosa y desde el punto de vista epidemiológico, al permitir que el virus se propague a través de la población más saludable, llegaremos a un nivel de inmunidad del rebaño bastante rápido que pondrá fin a esta pandemia rápidamente y evitará el regreso el próximo invierno. Durante este tiempo, debemos proteger a la población en riesgo evitando el contacto cercano, aumentando su inmunidad con compuestos que aumentan la inmunidad celular y, en general, cuidándolos. Uno no debe atacar e insultar a quienes han optado por no usar una mascarilla, ya que estos estudios sugieren que esa es la mejor elección”.

SI USTED NO ESTA ENFERMO, NO TIENE PORQUE UTILIZAR 

MASCARILLA o TAPABOCAS. ¡ESO ALTERA SU SALUD!.

¿LE QUEDA ALGUNA DUDA?

¡NOS ESTÁN MATANDO!


[1] Certificate Of Vaccination IDentification 2019,esto es, Certificado de Identificación de la vacunación con inteligencia artificial y “19” es el año en que esto fue creado.

[2] https://www.infobae.com/america/mundo/2020/09/19/el-papa-francisco-pidio-que-la-vacuna-contra-el-coronavirus-sea-universal/

[3] https://www.youtube.com/watch?v=Bg2rqm2WwZc

[4] Es un canal de televisión israelí de temática informativa de ámbito internacional.

[5] Lee mi escrito El Covid-19 NOM II y III

[6] (Nver video completo: https://www.youtube.com/watch?v=X6lPFnMdyCU)            

 Ver también: https://criterio.hn/operacion-lockstep-de-los-rockefeller-hay-salvacion-para-honduras/

[7] Lee mi escrito de “Esta es otra verdad II”.

[8] https://www.youtube.com/watch?v=cTR3PcggrQM

[9] http://www.radioberrotaran.com.ar/la-posicion-de-medicos-por-la-verdad-frente-al-covid-19/

[10] https://www.youtube.com/watch?v=POfOujAFiS8

[11] https://hoyospsicologo.com/mensaje-de-alerta-internacional-de-profesionales-de-la-salud-a-los-gobiernos-y-ciudadanos-del-mundo/

[12] https://www.youtube.com/watch?v=NxpFrMcG1S8

[13] Marzo 2020. Noticias Caracol televisión: https://www.youtube.com/watch?v=__QBPERg_Sw  

[14] Ibidem

[15] https://www.lasexta.com/noticias/ciencia-tecnologia/experimento-que-muestra-que-debe-usar-misma-mascarilla-mas-tiempo-recomendado_202007225f17e8295175c0000164373c.html

[16] Ibidem

[17] Dr. Blaylock: las mascarillas son un serio riesgo para la población sana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *